NUESTRO ARZOBISPO

Con alegría y esperanza vuelvo a la tierra de donde salí como Abraham, peregrino de otras tierras que el Señor me ha ido mostrando. Como me marché así retorno: “Aquí estoy para hacer la voluntad del Señor”. Con la misma pregunta de Santa Teresa, mi gran apoyo y luz en todo, desde el día de mi nacimiento, providencialmente en su fiesta: “Señor, ¿qué queréis hacer de mí?”; y su misma respuesta: “Quien a Dios tiene nada le falta; sólo Dios basta” (Es providencial, por lo demás, que el estar de nuevo ahí coincida con el quinto centenario del nacimiento de la Santa abulense, patrona de España; algo quiere decir Dios con esta coincidencia). Adoro y anhelo la voluntad de Dios. Y Él, en su providencia amorosa, me ha ido mostrando esa voluntad soberana suya, envío tras envío, a través del Papa.

 

+ Antonio, Cardenal Cañizares Llovera

Arzobispo preconizado de Valencia

 

En esta sección, al igual que hacemos con la del Papa Francisco, os vamos a ir colgando todos los mensajes con sentido educativo que aparecen en sus escritos.

UN NUEVO PENTECOSTÉS PARA SALIR A LAS CALLES

 

Domingo 04 de junio de 2017

 

  • Pidamos el Espíritu de Sabiduría que nos haga llevar la luz y el testimonio de nuestra fe a quienes la tienen debilitada o carecen de ella.
  • Pedimos que nos conceda el don de fortaleza, don del Espíritu, para dar testimonio de Cristo con valentía y libertad y proclamar su palabra por los caminos arduos y nuevos.
  • Que podamos anunciar con toda nuestra persona y con nuestras palabras a todo hombre, particularmente al más pequeño y pobre, que es amado por Dios.
  • Necesitamos fortalecer la unidad, don del Espíritu, que todos seamos uno para que el mundo crea que Cristo es el Hijo de Dios.
  • Pedimos un nuevo Pentecostés que no nos deje encerrados que nos haga salir como a los Apóstoles, a las calles, a las plazas salgamos con toda libertad y valentía a plena luz, para confesar el nombre de Jesucristo.
  • Que el Espíritu Santo rompa y destruya nuestros miedos y temores, nuestras inercias y rutina, nuestras comodidades y perezas, nuestras cobardías y complejos.
  • Salid pues a la calle, vivid vuestra fe con alegría, aportad a los hombres la salvación de Cristo que debe penetrar en la familia, en la escuela, en la cultura y en la vida política, impulsad, con la fuerza del Espíritu Santo, una nueva evangelización.

A LA ESCUELA CATÓLICA Y EDUCADORES CATOLICOS

 

Domingo 16 de abril de 2017

 

  • Mi agradecimiento, mi aliento para que sigáis impulsando con la misma generosidad como hasta ahora, y si cabe acrecida, la educación cristiana de los niños y jóvenes, de importancia tan fundamental para la misión de la Iglesia y para la vida de la sociedad.
  • No ocultéis la luz cristiana en vuestros colegios, en vuestras clases, en vuestras labores, en vuestras relaciones en el claustro y con los padres, con la sociedad, con los alumnos.
  • Debemos ofrecer en nuestros centros una verdadera alternativa a la enseñanza que se ofrece en otros centros, para contribuir a una renovación de la sociedad.
  • Tal vez estemos ya en un momento de caminar contracorriente, pero ese caminar es absolutamente necesario por el bien de nuestros alumnos, de nuestras familias, de nuestra sociedad amenazada.
  • Habremos de poner todo nuestro interés en que nuestra enseñanza sea competente en todos los aspectos: técnicos, científicos, pedagógicos, profesionales. Con menos medios tenemos que ser capaces de ofrecer máxima calidad de enseñanza y máximo rigor.
  • Hemos de buscar que nuestra presencia sea eminentemente evangelizadora.
  • Los padres son los primeros responsables de la educación de los hijos.
  • Entre todos necesitamos fortalecer la unidad y comunión eclesial; todos somos parte de la misma Iglesia, estamos en ella, y hemos de trabajar, en el ámbito de la diócesis, con esa perspectiva eclesial y de unidad. Parroquias y colegios deben unirse en una pastoral educativa de tantísima importancia siempre y aún más en estos momentos; lo mismo cabe decir de otros movimientos eclesiales. Habremos de potenciar cada día más la acción conjunta de los colegios de la Iglesia en la diócesis de Valencia. 

LAICIDAD NO ES LAICISMO

 

Domingo 19 de marzo de 2017

 

Menudea mucho últimamente, en el discurso político y social el apelativo “laico” para referirse a algunas realidades. Con mucha frecuencia se habla de una sociedad laica, de un Estado laico, de la escuela laica. Se hacen grandes y solemnes proclamas y juicios en este sentido. Se constituye plataformas con este adjetivo referidas a entidades sociales. Muchos son muy celosos en la defensa de este calificativo. Bien entendido este calificativo y justamente aplicado, no soy yo menos celoso de él que lo puedan ser sus defensores a ultranza, ni lo es menos tampoco la Iglesia, que en la entraña de su fe está el reconocimiento de la autonomía del mundo: “Al principio creó Dios el cielo y la tierra”. “Dad a Dios lo que es Dios, y al César lo que es del César”. “Mi Reino no es de este mundo”.

 

Pero la verdad es que me preocupa el sentido que se da a este adjetivo: en buena parte de los casos con una fuerte carga ideológica, y con no poca confusión. Creo que se está generando una gran confusión que es preciso disipar, porque con ella se está caminando por un terreno resbaladizo en el que, con intención o sin ella, se está poniendo en tela de juicio nada menos que uno de los derechos fundamentales: el de la libertad religiosa, que está en la base de una sociedad democrática, porque no es un derecho más entre los derechos, sino el más fundamental, piedra angular en el edificio de los derechos humanos: se refiere a lo más íntimo del hombre, su conciencia.

 

Respeto a todas las creencias

 

Viene bien recordar a propósito del tema que nos ocupa las palabras del papa san Juan Pablo II al Cuerpo Diplomático. Las reproduzco en toda su extensión porque son ciertamente muy clarificadoras: “En los últimos tiempos, somos testigos, en ciertos países de Europa, de una actitud que podría poner en peligro el respeto efectivo de la libertad de religión. Si bien todo el mundo está de acuerdo en respetar el sentimiento religioso de los individuos, no se puede decir lo mismo del hecho religioso, es decir, la dimensión social de las religiones, al olvidar los compromisos asumidos en el marco de lo que entonces se llamaba ‘Conferencia sobre la Cooperación y Seguridad en Europa’. Con frecuencia se invoca el principio de laicidad, en sí mismo legítimo, si es comprendido como la distinción entre la comunidad política y las religiones. Pero ¡distinción no quiere decir ignorancia! ¡La laicidad no es laicismo! No es otra cosa que el respeto de todas las creencias por parte del Estado, que asegura el libre ejercicio de las actividades de culto, espirituales, culturales y caritativas y sociales de las comunidades de los creyentes. En una sociedad pluralista, la laicidad es un lugar de comunicación entre las diferentes tradiciones espirituales y la nación. Las relaciones Iglesia-Estado pueden y deben dar lugar al diálogo respetuoso, que transmita experiencias y valores fecundos para el porvenir de una nación. Un sano diálogo entre el Estado y las Iglesias, que no son rivales, sino socios, puede sin duda favorecer el desarrollo integral de la persona y de la sociedad”. La dificultad de aceptar el hecho religioso en el espacio público se manifestó, por ejemplo, de modo muy emblemático con ocasión del debate sobre las raíces cristianas de Europa, de hace unos años, o en el olvido de estas raíces al considerar el papel de la Iglesia en España que comprendida está siendo a la hora de edificar una nueva, realmente nueva.

 

Orientar e iluminar

 

Entre nosotros se está viendo esta dificultad en el debate continuo respecto a la enseñanza de la religión en la escuela estatal, o a la escuela de iniciativa social católica, o en el modo de juzgar actuaciones de los Obispos por parte de personas públicas o de grupos, por ejemplo, cuando los Obispos se pronuncian sobre materia moral o que tienen que ver con la presencia de los cristianos en la sociedad y con las realidades temporales, pero que tienen una connotación moral. Es legítimo, ciertamente, juzgar si se hace con verdad y justicia; pero es abusivo, cuando menos, pretender que la Iglesia o los que la integran callen sus creencias o sus enfoques morales propios ante realidades humanas o sociales que piden iluminación y orientación en fidelidad a lo que ella es, o descalificar –sin argumentar incluso– tales creencias y criterios morales sencillamente porque molestan o no se está de acuerdo con ellas, o no son “modernas”. Llama la atención la batería de ataques y descalificaciones últimas en este orden de cosas.

 

Estado laico, sociedad laica, quiere decir Estado, sociedad, aconfesional, que garantiza el derecho a la libertad religiosa a personas e instituciones, precisamente para que quepan las distintas confesiones, religiosas o agnósticas, ateas..., pero no para que se establezca o imponga una nueva confesionalidad, un pensamiento único: el laicista. La Iglesia católica, en concreto, en sus relaciones con los poderes públicos, o con la sociedad, no pide volver a formas de Estado confesional. Sólo pide respeto a la libertad religiosa y demanda la aconfesionalidad del Estado con todas sus consecuencias y exigencias, sin ningún otro confesionalismo ideológico, y por eso, al mismo tiempo, deplora todo tipo de laicismo ideológico o separación hostil y excluyente entre las instituciones civiles y las confesiones religiosas.

 

Este es uno de los puntos nucleares que están en juego en la definición y construcción de la nueva Europa, también de España. Es bueno volver a la Constitución Española, y tenerla muy presente: lo que en ella se afirma y se reconoce es un Estado aconfesional que respeta y promueve el derecho inalienable a la libertad religiosa, pero no un Estado confesionalmente laico, que cercena dicho derecho, cuando lo religioso lo reduce al templo, al culto o las sacristías, es decir a la esfera de lo privado y de lo íntimo. El laicismo de Estado cercenando este derecho debilitaría la democracia y la convertiría incluso, más tarde o más temprano, en una tiranía.

 

Resumiendo...

 

Respeto a todas las creencias

 

  • ¡La laicidad no es laicismo! No es otra cosa que el respeto de todas las creencias por parte del Estado, que asegura el libre ejercicio de las actividades de culto, espirituales, culturales y caritativas y sociales de las comunidades de los creyentes.
  • Las relaciones Iglesia-Estado pueden y deben dar lugar al diálogo respetuoso, que transmita experiencias y valores fecundos para el porvenir de una nación.

 

Orientar e iluminar

 

  • Entre nosotros se está viendo esta dificultad en el debate continuo respecto a la enseñanza de la religión en la escuela estatal, o a la escuela de iniciativa social católica, o en el modo de juzgar actuaciones de los Obispos por parte de personas públicas o de grupos.
  • Es legítimo, ciertamente, juzgar si se hace con verdad y justicia; pero es abusivo, cuando menos, pretender que la Iglesia o los que la integran callen sus creencias o sus enfoques morales propios ante realidades humanas o sociales que piden iluminación y orientación en fidelidad a lo que ella es.
  • Estado laico, sociedad laica, quiere decir Estado, sociedad, aconfesional, que garantiza el derecho a la libertad religiosa a personas e instituciones.
  •  La Iglesia católica, , no pide volver a formas de Estado confesional. Sólo pide respeto a la libertad religiosa y demanda la aconfesionalidad del Estado con todas sus consecuencias y exigencies.
  • Es bueno volver a la Constitución Española, y tenerla muy presente: lo que en ella se afirma y se reconoce es un Estado aconfesional que respeta y promueve el derecho inalienable a la libertad religiosa, pero no un Estado confesionalmente laico.

JORNADA DE LAS COFRADÍAS Y DE LA PIEDAD POPULAR

 

En defensa del hombre frente a la colonización de la ideología de género

 

Domingo 22 de enero de 2017

  • Vuelvo de nuevo a la ideología de género en mi responsabilidad de Obispo que no puede callar ante la pretensión de imponerla en la enseñanza a los más vulnerables, que son los niños, los preadolescentes y adolescentes.
  • Es preciso recordar que esta ideología, sin base científica, destruye a la familia y al hombre mismo, y hace inútil la fe en Dios por carecer de sentido para esta ideología.
  • La ideología de género lleva consigo el cuestionamiento radical de la familia y de su verdad el matrimonio entre un hombre y una mujer abierto a la vida.
  • La familia, en verdad, desaparece –quizá es lo que persiga– porque como dice el Papa Francisco, esta ideología “niega la diferencia y reciprocidad natural de hombre y mujer: Esta presenta una sociedad sin diferencias de sexo y vacía el fundamento antropológico de la familia. Esta ideología lleva a proyectos educativos y directrices legislativas que promueven una identidad personal .
  • La identidad humana viene determinada por una opción individualista que también cambia con el tiempo. Es inquietante que procuren imponerse como un pensamiento único que determine incluso la educación de los niños. No hay que ignorar que el sexo biológico (“sex”) y el papel sociocultural del sexo (“gender”), se pueden distinguir pero no separar.
  • La vida humana, así como la paternidad y la maternidad, se han convertido en realidades componibles y descomponibles, sujetas principalmente a los deseos de los individuos o de las parejas. Dice el Papa Francisco que una cosa es comprender la fragilidad humana o la complejidad de la vida y otra cosa es aceptar ideologías que pretenden partir en dos los aspectos inseparables de la realidad” (Papa Francisco: Amoris laetitia, 56).
  • Y como nos dice el papa Francisco, “no caigamos en el pecado de pretender sustituir al Creador. Somos criaturas, no somos omnipotentes. Lo creado nos precede y debe ser recibido como don”.
  • Laudato Sí, en la que pide promover una “ecología integral”, con la que es incompatible absolutamente la ideología de género. De esta ideología de género destructiva de la familia –por tanto del hombre– afirmó que se pretende imponer como una verdadera “colonización ideológica de las conciencias”.
  • Cito de nuevo al Papa Francisco, ¡es la ideología de género! Hoy a los niños –¡a los niños!– en la escuela se les enseña esto: que el sexo cada uno lo puede elegir… Son las colonizaciones ideológicas sostenidas también por países muy influyentes. Esto es terrible” (Papa Francisco).
  • Cuando una persona tiene esta condición llega hasta Jesús, Jesús no le dirá seguramente ‘vete porque eres homosexual’. No. Lo que yo he dicho es esa maldad que se hace en el adoctrinamiento de la ideología de género” (Papa Francisco).
  •  (Papa Francisco)“colonizar ideológicamente” por medio de la enseñanza, o “adoctrinar a los niños en ideología de género es una maldad” (Papa Francisco).
  • Es la ideología de género! Hoy a los niños – ¡a los niños!– en la escuela se les enseña esto: que el sexo cada uno lo puede elegir… Son las colonizaciones ideológicas sostenidas también por países muy influyentes. Esto es terrible” (Papa Francisco).
  • Cuando una persona tiene esta condición llega hasta Jesús, Jesús no le dirá seguramente ‘vete porque eres homosexual’. No. Lo que yo he dicho es esa maldad que se hace en el adoctrinamiento de la ideología de género” (Papa Francisco).
  • (Papa Francisco). Y añade que “colonizar ideológicamente” por medio de la enseñanza, o “adoctrinar a los niños en ideología de género es una maldad” (Papa Francisco).

TIEMPO DE ADVIENTO

 

Domingo 04 de diciembre de 2016

 

  • Nuestra mirada, como cruzando el umbral de la esperanza, se dirige a Jesucristo, aliento único para la esperanza Ponemos nuestra mirada en Jesucristo.
  • La llamada es a caminar a la luz del Señor, a dejar las obras de las tinieblas y a pertrecharnos de las armas de la luz, de Cristo mismo, que es Luz que viene a iluminar la oscuridad de nuestro mundo.
  • En Él se halla la verdadera respuesta a los grandes interrogantes que nos planteamos ante tantos acontecimientos que ponen de manifiesto la sinrazón de los mismos.
  • Él ha venido a traer la salvación, no la condenación, ha venido a servir, no a ser servido, y a dar su vida en rescate por todos.
  • La esperanza del mundo descansa en Cristo. En Él las expectativas de la humanidad hallan un fundamento real y firme. Nos ha revelado que Dios es Amor y nos ha hecho posible acceder a ese Amor, verlo, tocarlo, vivir de Él.
  • Necesitamos permanecer vigilantes con la luz de la fe y de la caridad encendida.
  • Nuestra experiencia de lo que Dios ha hecho en nosotros nos lleva a desear apasionadamente y a trabajar porque la forma de vida de todos los hombres y de todos los pueblos sea la amistad, por encima de las barreras y de las divisiones.
  • Es una amistad que se abre y se extiende continuamente, que reconoce la verdad y el bien.

 EL FRUTO DEL AÑO DE LA MISERICORDIA DEBE PERMANECER

 

Domingo 20 de noviembre de 2016

 

  • Vivimos una gran crisis mundial. Se ha ido construyendo un tipo de sociedad que está herida, que está rota, una sociedad desnortada y sin orientación.
  • La juventud padece de desesperanza, se le cierran los horizontes de futuro para el trabajo, para formar una familia, sus estudios parece que no les sirven de casi nada, se ven forzados a casarse muy tarde: señales que ponen de manifiesto que este modo de vivir y actuar no funciona: cuando se carece de esperanza se llena uno de miseria y pobreza, de sinsentido.
  • A menudo el hombre de hoy vive como si Dios no existiese, e incluso se pone a sí mismo en el lugar de Dios.
  • Se observa una tendencia en la sociedad de hoy, con muchos medios a su alcance, que quiere eliminar la religión, en concreto el cristianismo, más aún, a Dios mismo, tanto de la vida pública como de la privada.
  • Para nosotros, en la situación que vivimos, para el mundo y para el hombre sólo existe una fuente de esperanza: la misericordia de Dios.

CAMINANDO HACIA UNA IGLESIA DIOCESANA EVANGELIZADORA

 

Domingo 13 de noviembre de 2016

 

  • El Campos de atención prioritaria en la nueva evangelización que se promueve en nuestra diócesis serán la familia, los jóvenes y el ámbito educativo y cultural.
  • Hemos de tomar la evangelización de los jóvenes como cuestión principal y urgente: ir y buscar a los jóvenes alejados; los jóvenes han de ser evangelizadores de los jóvenes; habrá que alentar asociaciones, movimientos y grupos de jóvenes. Y mucho depende su evangelización, la de los jóvenes, y su futuro de la familia.
  • Se habrá de priorizar la familia, la pastoral familiar en sintonía con la Exhortación Apostólica del Papa Francisco Amoris Laetitia. 

DIOS, CENTRO DE NUESTRA VIDA

 

Domingo 10 de julio de 2016

  • “¡Mirad a vuestro Dios!” Sí. Necesitamos mirar a Dios, poner a Dios en el centro de todo
  • Hemos de hacer presente en nuestra fe, en nuestra esperanza y en nuestra caridad la realidad del Dios vivo.
  • Nuestra tarea fundamental, si realmente queremos contribuir a la vida humana y a la humanización de la vida en este mundo, es la de hacer presente y por así decirlo, casi tangible, esta realidad de un Dios que vive,
  • Al que vemos, palpamos, y contemplamos en Jesús, que murió por nosotros en la cruz, el Hijo de Dios encarnado que aquí nos mira de manera tan penetrante, en quien está el amor hasta el extremo.
  • Como nos dijo el Papa Benedicto en su Encíclica “Deus caritas est”, el texto de la carta de san Juan, expresa “con claridad meridiana el corazón de la fe cristiana: la imagen cristiana: la imagen cristiana de Dios y también la consiguiente imagen del hombre y de su camino” 

¡LEVÁNTATE!

 

Domingo 12 de junio de 2016

  • Dios se apiada de aquella madre viuda, llorosa, que sólo tenía a su hijo, y se apiada de aquel joven que llevaban a enterrar.
  • Jesús, también hijo único, debió presentir en aquel momento el dolor de su madre María, también viuda, cuando dentro de poco le acompañaría también al sepulcro.
  • El Señor está grande con nosotros, a pesar de los poderes de muerte de este mundo, y estamos alegres; y damos gracias a Dios, le alabamos y le bendecimos porque ha mirado nuestra humillación y se apiada de nosotros, no pasa de largo y dice su palabra, siempre eficaz, de compasión, de vida y esperanza.

ARRODILLAOS ANTE DIOS, NO ANTE EL PODER

 

Domingo 05 de junio de 2016

  • El modo de ser de Jesucristo es el del amor y la misericordia: amor a los pobres, a los excluidos, a los que se encuentran en las periferias existenciales y en los que son dominados y utilizados por los poderes de este mundo.
  • En Jesús, en su sacrificio, en su “sí” incondicional a la voluntad del Padre, está el “sí”, el “gracias”, el “amén”, de toda la humanidad.
  • Encarnar el proyecto eucarístico en la vida cotidiana, donde se trabaja y se vive –en la familia, en la escuela, en la fábrica y en las diversas condiciones de vida–, significa, además, testimoniar que la realidad humana no se justifica sin referencia al Creador.

SACERDOTES, ESPÍRITU DE FORTALEZA, NO DE TEMOR

 

Domingo 29 de mayo de 2016

  • Sólo la caridad edifica la Iglesia y más que cualquier otro cristiano, el pastor, modelo de la grey, debe amar con toda su alma, con todas sus fuerzas, con todo su espíritu.
  • Es la caridad donde está esencialmente la santidad, a la que somos llamados de manera especial los sacerdotes.
  • Los jóvenes por su parte constituyen el gran reto para la Iglesia. El último Concilio llamó a los jóvenes “esperanza de la Iglesia”.
  •  La desorientación que este empeño está causando en los jóvenes es enorme, y el daño a las familias y a la sociedad es incalculable.
  • Nuestra predicación y nuestro trabajo con jóvenes ha de suscitar de nuevo las preguntas abandonadas, porque han sido consideradas sin respuesta. Ha de ofrecerles a Cristo como la respuesta a su problema humano, y como la fuente de su dignidad y su esperanza.
  • Pero Jesucristo vive en la Iglesia, y la vida nueva es la vida de la Iglesia.
  • La desgracia, sin embargo, es que no la han encontrado en los más cercanos, muchas veces ni aun en la familia.
  • No tengamos miedo ante la cultura del agnosticismo o de la indiferencia religiosa, cultura de fachada que no llega a destruir las raíces religiosas del hombre. 

SOBRE LA UNIVERSIDAD CATÓLICA DE VALENCIA

 

Domingo 08 de mayo de 2016

  • Esta Verdad y Sabiduría, la que profesamos como personas de fe y como Universidad Católica, con respeto a otras convicciones, es Jesucristo, rostro de Dios humanado, verdad de Dios y del hombre
  • El joven que llega a la Universidad, por esto, ha de encontrar en ella no sólo el ámbito donde formarse para ejercer una determinada profesión, sino también el lugar donde, al menos, pueda asomarse a la verdad plena sobre el mundo, el hombre y su destino, inseparables de Dios. En ese cometido de investigar y transmitir la verdad, la Universidad se constituye en defensora de la libertad del hombre y en conciencia crítica frente a cualquier poder destructivo.
  • Como estudiosos e investigadores, los universitarios –profesores y alumnos– forman una comunidad con un cometido que puede ser decisivo para el futuro de la humanidad.
  • Todos, maestros y discípulos, intenten defender y servir la verdadera cultura del hombre como un precioso patrimonio.
  • «La cultura, decía el Papa San Juan Pablo II en la UNESCO, es un modo específico del existir y del ser del hombre... Por la cultura el hombre en cuanto hombre llega a ser más hombre, más aún, accede más al ser.

JORNADA DE LAS COFRADÍAS Y DE LA PIEDAD POPULAR 

El Buen Pastor... Y tú ¿por qué no?

 

Domingo 24 de abril de 2016

  • El Señor es mi pastor y “Aunque pase por valles de tinieblas nada temo porque Él va conmigo; me guía por el sendero justo, por amor de su nombre”
  • Él nos salva y sacia.
  • Quien escucha a Jesús, lo que es Jesús, lo que hace Jesús, Buen pastor que da la vida por nosotros, por todos, no una parte o sección de la humanidad, no puede menos que llenarse de alegría
  • Que nadie nos puede arrebatar, de caminar en la verdad del amor, que es Dios
  • Los hombres necesitan que esto les llegue y les alcance. Se requieren hombres (y mujeres) que se lo hagan llegar.
  • La Eucaristía es fuente de toda vocación y ministerio en la Iglesia, puesto que ella es el misterio mismo de Cristo, vivo y operante en la Iglesia, Jesucristo en persona que continúa llamando a su seguimiento y ofreciendo a cada hombre la “plenitud del tiempo”.
  • «Echar puentes» para unir y reconciliar; después de la cultura del hombre sin vocación, hacen falta hombres y mujeres que creen en la vida y la acogen como llamada que viene de lo Alto.

 LA BUENA NOTICIA DE LA VIDA

 

Domingo 17 de abril de 2016

  • Acaba de hacer el Papa Francisco con su Exhortación Apostólica La alegría del amor, sobre la familia, de la que es inseparable la vida: origen y cuidado de la vida humana
  • Nadie, en este tiempo, ha hablado con tanta fuerza, con tanta claridad y verdad, ni con tanto amor y ternura en defensa del hombre amenazado como lo está haciendo la Iglesia a través de estos paladines de la vida –San Juan Pablo II, Papa Francisco, el mismo Benedicto XVI– que nos han dirigido a los fieles católicos y a todos los hombres de buena voluntad que quisieran escucharle tan esperanzadores y comprometidos mensajes a favor de la protección de la vida y de su matriz natural que es la familia, futuro del hombre y de la humanidad.
  • La buena noticia para el hombre es Jesucristo, en quien encontramos a raudales infinitos la alegría del amor.
  • Nuevas y gravísimas amenazas se ciernen sobre la vida y la dignidad de la persona humana en el umbral del siglo XXI. La guerra se sigue utilizando sin escrúpulos como método brutal de solución a los problemas políticos. Se usa y justifica el terrorismo con su secuela de asesinatos, crímenes, vidas y familias
  • Es preciso crear una conciencia más profunda y arraigada del don maravilloso de la vida y, consecuentemente, de una cultura de la vidaEn particular, es necesario educar en el valor de la vida comenzando por sus mismas raíces, y esto constituye al mismo tiempo un educar en la ‘alegría del amor’.
  • Es una ilusión pensar que se puede construir una verdadera cultura de la vida humana, la nueva civilización del amor, si no se ayuda a los jóvenes a comprender y vivir la sexualidad, el amor y toda la existencia según su verdadero significado en su íntima correlación. 

EL GRITO POR LA PAZ HOY Y AQUÍ DE SAN VICENTE FERRER

 

Domingo 10 de abril de 2016

  • Sigamos las huellas de san Vicente Ferrer que son las huellas de la santidad, las huellas de las Bienaventuranzas que proclaman dichosos a los pobres, a los misericordiosos, a los que lloran, a los que trabajan por la paz, a los que confían plenamente en Dios, escuchan y se apoyan en su Palabra, la cumplen.

ANTE LA SANTA CUARESMA

 

Domingo 14 de febrero de 2016

  • Cuaresma es un tiempo especialmente relevante e importante para los cristianos.
  • La secularización de la sociedad, por una parte, como una especie de carcoma que lo corroe todo, y, por otra, el debilitamiento de la fe en amplios sectores cristianos, han motivado que palidezca la vivencia genuina de la Cuaresma en la conciencia de nuestras gentes.
  • La Cuaresma ha sido una escuela, prolongada a lo largo de los siglos, para la formación del hombre, para liberarlo de sus cadenas interiores, de las pasiones y de los vicios, para su unificación espiritual, para su educación en la bondad, en la caridad, en el perdón, en la paz, en la reparación del mal realizado, en la esperanza de todos los bienes posibles, en la virtud sincera, en la vida nueva. Una verdadera escuela de vida cristiana.

TODOS EMPLAZADOS A ORAR POR LA PAZ

 

Domingo 07 de febrero de 2016

  • La paz está amenazada, muy amenazada.
  • “Para conseguir la paz, se necesita valor, mucho más que para hacer la guerra, se necesita valor para decir sí al encuentro y no al enfrentamiento; sí al diálogo y no a la violencia
  • La oración entraña un enorme poder espiritual, sobre todo cuando va acompañada del ayuno, del sacrificio y del sufrimiento.
  • Todos oraremos juntos, cada entidad, desde su fe o creencias religiosas, pero todos inequívocamente a favor de la Convivencia y la Paz.
  • La oración nos ha de unir a todos ante Dios, justo y misericordioso, rico en misericordia con obras, especialmente los sufridos y víctimas de la violencia o de la guerra.
  • Hay que seguir apostando por una evidencia: ¡la paz es posible; más aún, la paz es necesaria!
  • Necesitamos la paz, que es fruto del cumplimiento de las bienaventuranzas, de la extinción de la causa de la violencia y de la ambición desmesurada del poder, de las riquezas, del interés propio y del egoísmo..
  • La paz se ha de construir sobre los cuatro pilares de la verdad, la justicia, el amor y la libertad.

MENSAJE DIRIGIDO A LOS PROFESORES DE RELIGIÓN

 

Sábado 06 de febrero de 2016

MENSAJE DIRIGIDO A LOS PROFESORES DE REL[...]
Documento Adobe Acrobat [79.7 KB]

CARTA A LOS JÓVENES 

 

Domingo 24 de enero de 2016

  • En este encuentro europeo de jóvenes de Taizé: lo que ahí hemos vivido era la experiencia de un mundo nuevo, de una humanidad nueva, posible y real, de jóvenes con esperanza, de jóvenes, sencillamente, como vosotros que buscan y anhelan un mundo nuevo, ser hombres y mujeres nuevos, de jóvenes alegres y festivos.
  • Vosotros tenéis en el corazón un gran ideal, un irreprimible anhelo de que la vida sea algo grande y bueno, que no defraude.
  • No podéis taparos los ojos ante las amenazas que os acechan a vuestra alrededor.
  • A veces, el desinterés se da en la misma familia, ese lugar que Dios ha creado para que el hombre pudiera experimentar lo que vale ser querido por uno mismo, y así adquirir la clave más decisiva para orientarse en la vida, y para reconocer a Dios.
  • Dejad que Cristo sea vuestra medida. No os establezcáis en nadie más que en Cristo. Que Él os guíe y os guarde en su amor. Que Él sea vuestra alegría. Dejad que Él sea vuestra salvación y felicidad, la fuente de donde brote para vosotros la alegría y la paz.

LA ORACIÓN POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS, APREMIANTE”

 

Domingo 17 de enero de 2016

  • La división de los cristianos en diversas confesiones es una llaga abierta en el Cuerpo de Cristo
  • La oración de Jesucristo en la última Cena “nos revela la unidad de Cristo con el Padre como el lugar de donde nace la unidad de la Iglesia y como don perenne, que, en él, recibirá misteriosamente hasta el fin de los tiempos.
  • Se trata de un imperativo que nos afecta a todos y siempre, mientras permanezca esta división que un día, por obra de la gracia de Dios invocada en la oración de Jesús, se acabará con toda seguridad.
  • La vocación de la Iglesia es la unidad. Le urge, pues, a la Iglesia buscar con verdadero ardor y empeño la unión de los discípulos de Jesucristo, de cuantos creen en El,
  • Necesitamos redescubrir la esencia el misterio de la Iglesia que se manifiesta en Pentecostés
  • A pesar de esta vocación, hay en la Iglesia terribles pecados contra la unidad.
  • Las divisiones debilitan la fuerza del testimonio cristiano ante la increencia y secularización de nuestro tiempo, ante tanta indiferencia religiosa y mentalidad pagana como nos envuelve.
  • “Es necesaria una sensibilización fuerte, extensiva e intensivamente, hacia esta herida en la Iglesia; apremia y urge que veamos esta necesidad como necesidad principalísima, y que, por ello, trabajemos por esta unidad.

ADVIENTO, TIEMPO DE ESPERA, ESPERANZA Y ACOGIDA

 

Domingo 06 de diciembre de 2015

  • Tengamos la certeza de que el Señor desea venir siempre a nosotros y a través nuestro, y llama a la puerta de nuestro corazón.
  • Vivamos este tiempo de Adviento, más aún, vivamos nuestra vida entera que es un Adviento de espera y esperanza en la segunda venida del Señor, un estar velando ante la vuelta del Señor que llega y que nos trae la liberación definitiva.
  • Adorar a un Dios que se nos ha manifestado como Amor nos permite y nos obliga, a un tiempo, a reconocer el amor como fondo de la realidad y norma de nuestra libertad.
  • La práctica del amor como norma de vida es esencial para cada cristiano y para la Iglesia entera.
  • Los cristianos, viviendo santamente en medio del mundo, tenemos que ser testimonio vivo de que el amor verdadero, respetuoso y fiel, gratuito, universal, efectivo, es posible en la vida de los hombres. Es posible en el matrimonio y en la familia.

EVANGELIZAR LA CULTURA EN VALENCIA 

 

Domingo 29 de noviembre de 2015

  • La evangelización de la cultura, o mejor, que la fe se haga cultura es una de las necesidades mayores que tiene la Iglesia
  • La fe, de la que vive y la que anuncia y testimonia la Iglesia, debe necesariamente impregnar y conformar el pensamiento, la inteligencia del hombre y su corazón,
  • San Juan Pablo II: “una fe que no se hace cultura es una fe que no es plenamente acogida, enteramente pensada o fielmente vivida”.
  • Una cultura que se cierra a la fe en Dios, que lo silencia o lo niega, se vuelve inhumana y va en contra del mismo hombre.
  • Hoy nos sentimos “animados a crear de nuevo”, desde la inmensa riqueza cultural de esta diócesis de Valencia, una auténtica cultura de la verdad y del bien, de la belleza y del progreso, que pueda contribuir al diálogo fecundo entre la ciencia y la fe, entre la cultura cristiana y la civilización universal.

BASTA YA!

 

Domingo 22 de noviembre de 2015

 

  • En medio de la amargura y del dolor, quienes tenemos fe traemos a la memoria aquellas palabras de Jesús tan consoladoras: “Venid a mí todos los cansados y agobiados, que yo os aliviaré.
  • Cristo mismo, que sabe de dolores y de muerte injusta padecida en su propia carne, es quien está a nuestro lado, sufriendo y prolongando en las víctimas su cruz redentora.
  • La misericordia del Señor no termina, ni se acaba su piedad y compasión, y se acerca a nosotros en amor y misericordia inabarcables.
  • No perdamos la calma en tiempos difíciles, ni tampoco nos resignemos: nada ni nadie podrá arrebatarnos del amor de Cristo y de su victoria sobre el odio y la muerte, o la sinrazón del enemigo del hombre, o el poder aniquilador de la violencia: su amor y su misericordia son más fuerte.
  • ¡Es necesario actuar con decisión frente a esta amenaza con las armas del Estado de derecho y las que nos ofrece el Evangelio: oración caridad y ayuno!

ESTEMOS ALEGRES

 

 Domingo 01 de noviembre de 2015

 

  • El Señor ama a su pueblo como un padre, el Señor nos ama a todos. Todo lo que hace Dios con nosotros es obra de su amor y de su divina misericordia.
  • Somos una idea de Dios, amados por Él antes de nuestra creación.
  • Dios nos ama siempre y nosotros lo olvidamos con mucha frecuencia.
  • El Señor, que tiene alegría porque nos libera del destierro, que simboliza por su parte la separación y alejamiento de Dios
  • ¡Sí!, necesitamos mirar a Dios, poner a Dios en el centro de todo.
  • Sin Él, el hombre perece y carece de futuro; vivirá en la tristeza del destierro, vagando sin futuro, en tierra de nadie, presa y víctima de cualquier cosa.
  • «Si vivimos bajo los ojos de Dios, y si Dios es la prioridad de nuestra vida, de nuestro pensamiento y de nuestro testimonio, lo demás es sólo un corolario. 

CUATRO NUEVOS SANTOS

 

Domingo 25 de octubre de 2015

 

  • Muy significativa esta canonización de los padres de Santa Teresa del Niño Jesús porque se trata de la primera que se hace de un matrimonio en época reciente cuando tan urgentísimo es anunciar y presentar la belleza y grandeza del matrimonio y de la familia.
  • Todo un signo: exaltación del matrimonio cristiano, testimonio de caridad y pobreza en favor de los más pobres.
  • Una gran lección de Dios para los tiempos que corremos necesitados de la verdad, grandeza y belleza del matrimonio y de padres verdaderos educadores y transmisores de la fe, hasta llegar a la santidad de sus hijos.

ORAR POR EL PRÓXIMO SÍNODO, POR LOS MATRIMONIOS Y LAS FAMILIAS

 

Domingo 05 de octubre de 2015

 

  • Debemos orar por los matrimonios y familias, pedir por las familias, siempre, pero aún más en esta hora difícil que atraviesa la institución familiar.
  • Corren tiempos recios y nada fáciles para las familias. Por ello, es necesario orar insistentemente y mucho a Dios por ellas; que les conceda gracia, fortaleza y solidez en la fe y en el amor para que Cristo esté siempre en su centro.
  • Oremos para que sigan habiendo y multiplicándose hombres y mujeres, matrimonios y familias, que defiendan y protejan valientemente la familia, el único espacio que queda de humanización, el único lugar de la sociedad donde el hombre puede formarse como hombre, como persona.
  • Lo fundamental de su personalidad lo recibirá en la familia, en el ámbito de los padres: padre y madre.
  • Que nunca se aprueben legislaciones contrarias a esta misión, deber y derecho que ellas tienen, sino que se propicien leyes que la promuevan y faciliten, pues educando a los hijos en virtudes, el hombre y la mujer, como esposos y padres, cooperan a la obra de Dios y garantizan el futuro de la humanidad.
  • Dios ilumine y oriente la conciencia de los hombres de gobierno para que cumplan con su responsabilidad de servicio al bien común legislando en favor de la familia y de la vida, protegiendo responsablemente los matrimonios y las familias con medidas y ayudas sociales apropiadas.
  • Estamos llamados y urgidos a que las familias, en medio de las dificultades que las envuelven hoy, tomen conciencia de sus propias capacidades y energías, confíen en sí mismas, en las propias riquezas de naturaleza y gracia, en la misión que Dios les ha confiado: es necesario que las familias de nuestro tiempo vuelvan a remontarse más alto.
  •  Es preciso, para el bien de todos, hacer de las familias cristianas verdaderas “iglesias domésticas”, lugares de encuentro con Dios y oración, centros de irradiación de la fe, escuelas de vida cristiana, así como enriquecer la vida de las familias y sostenerlas con toda la riqueza de vida que proviene de Cristo.
  • Debemos orar a Dios y elevar nuestra plegaria por las familias en dificultades o en crisis, con tensiones y violencia interna, rota o desintegrada, con problemas de salud o de vivienda, necesitadas de trabajo o por cualquier otro tipo de carencia. Oremos, oremos sin desmayo por la familia. En la oración de la familia, por la familia y con ella, ésta descubre su propia identidad y se consolida en vistas a su misión de testimonio de amor y de vida en la Iglesia y en la sociedad. Al pensar en la familia y rezar por ella, no podemos dejar de hacerlo también por los niños y los jóvenes, primavera de la Iglesia y de la sociedad.
  • Los pequeños, al ser los más frágiles y necesitados, son los que mayor atención, y cuidado merecen. Que Dios los guíe y los proteja, para que nunca les falte el amor y el cariño de sus padres.

DIEZ NUEVOS SACERDOTES, COMO CRISTO

 

Domingo 21 de junio de 2015

 

  • Toda nuestra vida de sacerdotes no debiera ser sino una prolongación del sacrificio eucarístico, de Cristo Sacerdote y víctima:
  •  La visión de Cristo, Sumo y Eterno Sacerdote, y nuestro ser presencia sacramental de Cristo Sumo y Eterno Sacerdote está en la base la santidad sacerdotal.
  • “Hay que ser santos. Grandes santos. Pronto santos. Ser santos, porque Dios lo quiere. Grandes santos porque así lo exige la dignidad sacerdotal y cristiana.
  •  Como decía el venerable José María García Lahiguera. “Si no soy santo, ¿para qué ser sacerdote?

TENER TIEMPO PARA DIOS 

 

Domingo 07 de junio de 2015

  • Sólo Dios puede hablar bien de Dios. Por eso se nos ha revelado y ha querido hacerse familiar a los hombres.
  • Gracias al Espíritu Santo, que ayuda a comprender las palabras de Jesús y nos conduce a la verdad plena, los creyentes pueden conocer la intimidad de Dios.
  • Jesús nos ha revelado el misterio de Dios; nos ha dado a conocer al Padre que está en los cielos: Padre, “no sólo porque es Creador del universo y del hombre sino, sobre todo, porque engendra eternamente en su seno al Hijo que es su Verbo, resplandor de su gloria e impronta de su ser”.
  • Jesús mostró el rostro de Dios, comunión personal de amor en su intimidad, cumpliendo la voluntad del Padre en todo: así, nace pobre, vive pobre y para los pobres; se acerca al sufrimiento de los hombres, como el Buen Samaritano.

 CARTA: ASCENSIÓN DEL SEÑOR, PRESENCIA NUEVA DE JESÚS

 

Domingo 24 de mayo de 2015

  • Cuarenta días después de haberse mostrado a los Apóstoles bajo los rasgos de una humanidad ordinaria, que velaban su gloria de Resucitado, Cristo subió a los cielos y se sentó a la derecha del Padre.

  • La Iglesia existe para hacer presente a Cristo en obras y palabras; existe para dar testimonio de Él; para evangelizar; para hacer presente a Cristo en todo.

  • La Iglesia existe para Cristo, es de Cristo, no sería nada sin Cristo. Todo en ella ha de apuntar a Jesucristo; no podemos mirar a otro que a Jesucristo, no podemos dejar de mostrar a Jesucristo en todo

  • Es el Señor, aunque no se impone a ninguno, sino que se ofrece y propone sin cesar a la libre adhesión de todos para que la alegría de su amor y de su salvación esté en todos, para que los ojos que lo contemplen y le sigan en la fe no miren más al mundo y a la historia con desesperanza.

SÚPLICA A LA MARE DE DÉU DELS DESAMPARATS

 

Domingo 10 de mayo de 2015

  • “No puedo, ante Ti, Patrona y Madre de Valencia, dejar de mencionar a las familias, a las familias de todo el mundo, a las familias de España, a las familias de nuestra tierra valenciana.
  •  La sagrada Familia, ayuda a la humanidad a comprender que el bien del hombre y de la sociedad está profundamente vinculado a la familia, que su futuro se fragua en la familia, y que es indispensable y urgente que todo hombre de buena voluntad se esfuerce por salvar y promover la verdad que constituye y en la que se asienta la familia, así como los valores y exigencias que ésta presenta.
  • Entre los numerosos caminos de la humanidad, la familia es el primero y más importante de todos. Es un camino del cual no puede alejarse ningún ser humano.
  • Todos, sin excepción, estamos obligados a promover y fortalecer la familia, ir más allá de lo que con frecuencia se va en el debate social y público, superar y renovar la cultura dominante y divulgada por fortísimos poderes mediáticos, por desgracia, tan en contra de la verdad y exigencias verdaderas de la familia.
  • La sociedad tiene la grave responsabilidad de apoyar y vigoriz ar la familia, defenderla y ayudarla mediante las medidas sociales adecuadas. La misma sociedad tiene el inexorable deber de proteger y defender el fundamento de la familia, que es el matrimonio único e indisoluble entre un hombre y una mujer, basado en el amor y abierto a la vida.
  • Inseparablemente tiene el inexorable deber de proteger y defender la vida, cuyo santuario es la familia, así como de dotar a ésta de los medios necesarios –jurídicos, económicos, educativos, de vivienda y trabajo– para que pueda cumplir con los fines que le corresponden a su propia verdad o naturaleza, y de asegurar la prosperidad doméstica en dignidad y justicia. 

CARTA A LOS JÓVENES: "EL SEÑOR OS LLAMA"

 

Domingo 03 de mayo de 2015

  • En el futuro de un mundo nuevo, laico y adulto que fabricamos los hombres, no habrá ya sacerdotes, ni vida consagrada; no vayáis, jóvenes, por esos caminos, buscad otra profesión”.
  • Queridos jóvenes! Dejaos interpelar por el amor de Cristo, reconoced su voz que resuena en el templo de vuestro corazón, acoged su mirada luminosa y penetrante que abre los caminos de vuestras vidas.
  • Es preciso estar atentos en todo. Hay que entrar, necesariamente, en amistad con Jesús, en una relación personal con Él, que sabemos nos quiere y nos elige para que seamos sus amigos.
  • Sólo podemos realizarnos en la vida si tenemos la valentía de afrontar la aventura, la confianza en que el Señor no me dejará solo, en que el Señor me acompañará, me ayudará” (Benedicto XVI).

CARTA: TRIDUO PASCUAL

 

Domingo 05 de Abril de 2015

  • No podemos participar en el banquete eucarístico si no tenemos caridad. Y no podemos tener caridad si no edificamos la comunidad cristiana sobre la Eucaristía: "Amaos como yo os he amado".
  • "Fracaso" de Viernes Santo: la mirada se centra en el Crucificado. Ahí palpamos la gravedad de la miseria del pecado del hombre. En Jesús, humillado, destrozado y colgado de un madero, como "un varón de dolores", contemplamos a Dios que, porque tanto ama a los hombres, ha entregado su vida en su propio Hijo.
  • Silencio de la cruz. Silencio de tantos crucificados a lo largo de la historia, amasados con la Cruz de Jesucristo .¿podremos orar con sincero corazón mientras no limpiemos la sangre de los vejados y no sequemos sus lágrimas?.
  • Sábado Santo: esperanza silenciosa en Dios, confianza en su poder y su fuerza.
  • La ley universal de la muerte no es, aunque parezca lo contrario, el supremo poder sobre la tierra.
  •  "No tengáis miedo. Sé que buscáis a Jesús el Crucificado. No está aquí. ¡Ha resucitado! No busquéis entre los muertos al que vive". Este es el gran anuncio, el gran pregón para todos los hombres de todos los tiempos y lugares.
  • Vigilia de Pascua, Día de resurrección: Todo queda iluminado y revelado. Todo queda salvado.

ANTE LA SEMANA SANTA 

 

 Domingo 29 de marzo de 2015

  • Que Dios nos conceda a todos el vivir estos días en un ambiente de oración intensa y verdadera, en adoración humilde y en acción de gracias, en plegaria confiada por las necesidades de todos para que a todos alcance la alegría de esta salvación, en contemplación de tanto amor por nosotros para que, de ahí, saquemos amor para amar con ese mismo amor que en derroche de gracia y sabiduría vemos y palpamos en los misterios de la Pascua.

FIESTA DE SAN JOSÉ

 

Domingo 22 de marzo de 2015

  • San José, sin duda, es una figura cercana y querida para el corazón del pueblo de Dios, la gran familia de los hijos de Dios, la Iglesia, una figura que invita a cantar incesantemente la misericordia del Señor.
  • No podemos olvidar que la figura de san José, aun permaneciendo más bien oculta y en el silencio, reviste una importancia fundamental en la historia de la salvación. 

 INSISTAMOS EN LA CONVERSIÓN

 

Domingo 15 de marzo de 2015

  • El primer don que hemos de dar es el de una vida santa, que dé testimonio del amor gratuito de Dios
  • Amar a los hermanos, dedicarse a ellos, es una constatación de que todo lo hemos recibido gratis de Dios" (Benedicto XVI).
  • Por el contrario, toda persona, incluso la menos dotada, ha de ser acogida y amada por sí misma, más allá de las cualidades y defectos.
  • De este modo, los cristianos se convierten en apóstoles de esperanza y constructores de la civilización del amor" (Benedicto XVI).
  • Quien se dedica solo a acumular tesoros en la tierra, no se enriquece en orden a Dios.

EL SEMINARIO, CORAZÓN Y FUTURO DE LA DIÓCESIS

 

Domingo 08 de marzo de 2015

  • No ignorando en modo alguno, al contrario, que hay que buscar "ser" antes que "hacer",
  • "A nuestros jóvenes y adolescentes no se les ofrece, hoy por hoy, bastantes espacios de libertad, sana diversión, desarrollo cultural y religioso para que pueda nacer y mantenerse entre ellos una vocación de servicio al hombre y a la comunidad asumida justamente como vocación al sacerdocio.
  • Muchos jóvenes y adolescentes acusan, desde los años tempranos de la niñez, el conflicto inducido en lo más profundo de sus almas por la vida dividida de las familias, que profesan la fe católica y la practican, pero llevan una vida cuyos criterios, fuentes de inspiración y modelos nada tienen que ver con el Evangelio.

REARME MORAL

 

Domingo 01 de marzo de 2015

 

  • La sociedad está como dormida moralmente, está como embotada y necesita salir de su aturdimiento.
  • En los últimos tiempos, en efecto, se ha producido una profunda crisis de la conciencia y vida moral de la sociedad española que se refleja también en la comunidad católica.
  • En el estado de cosas en el que nos encontramos, preocupa el repliegue de los cristianos y sus comunidades.
  • Con audacia, además, con firme y alegre convicción, sólo Dios puede salvarnos.
  • Es necesario que al hombre de hoy, enredado en tantas y tales contradicciones de las que no puede salir por sí mismo, le salga al encuentro Dios mismo con su ofrecimiento de una vida nueva y la resurrección. 

CARTA PASTORAL A LA DIÓCESIS DE VALENCIA (III)

 

Domingo 15 de febrero de 2015

 

Fortalecer y potenciar la pastoral educativa

  • Vivimos una verdadera emergencia educativa y una apremiante urgencia de una nueva evangelización. Pecaríamos con un pecado grave de omisión si estas instituciones no son fortalecidas y conducidas a que cumplan con pleno vigor y decisión la misión evangelizadora y educativa que les corresponde.

  • Un capítulo que merece especial atención en el campo educativo es el de la enseñanza religiosa en la escuela solicitada por un amplio número de padres para sus hijos, conscientes de su derecho y responsabilidad, en la que tantos profesores están embarcados y cumpliendo una misión eclesial y social admirable.

  • Apoyar la enseñanza religiosa, atender a los profesores de religión y ayudarles en su nada fácil tarea, a veces llena de dificultades incluso institucionales, es un deber que tenemos en la diócesis. Hemos de hacer todo lo posible por la enseñanza religiosa, por mejorarla y fortalecerla en todo lo que haya que fortalecer, particularmente en la escuela católica, a cuyo ejemplo apelo.

  • Muy en relación con esto tenemos el gran reto de la evangelización de la cultura donde se juega tanto el futuro del hombre y de la sociedad.

  • La evangelización de la cultura, o mejor, el que la fe cristiana se haga cultura es una de las necesidades mayores que la Iglesia tiene por doquier, también aquí en el momento que vivimos.

CARTA PASTORAL A LA DIÓCESIS DE VALENCIA (II)

 

Domingo 08 de febrero de 2015

  • Hemos de perfeccionarla y mejorarla todavía más, y asumir enteramente los criterios que deben inspirar la catequesis dentro del proceso o itinerario de iniciación cristiana, secundando lo que reclama el Directorio General para la Catequesis.
  • Necesitamos, por lo que he podido ver en la diócesis, impulsar la catequesis familiar y también el catecumenado; por eso, desde aquí, recomiendo vivamente a todas las parroquias.
  • Habremos de cuidar de manera particular a los niños: que desde su más tierna infancia sean iniciados integralmente en la fe cristiana en el seno de la familia.
  • La juventud está alejada y vive inmersa en una cultura y en una mentalidad que les va vaciando por dentro.
  • Otro aspecto en el que quiero fijarme es en el de las familias. Doy gracias a Dios por la fuerza que todavía mantiene la familia cristiana en nuestra diócesis. Reconozco todo el peso y la rica trayectoria de los Movimientos Familiares entre nosotros. Del problema de tantos matrimonios jóvenes, entre los veinticinco y cuarenta y cinco años, en los que ha hecho presa la secularización de nuestra sociedad y la influencia de formas de vida que minan las familias por dentro. Creo sinceramente que tenemos que promocionar a todos los niveles la atención a la familia.
  • Sentimos, además, una poderosa llamada a atender a matrimonios rotos, o en dificultades, o en otras situaciones dolorosas. Nuestra diócesis ha de esforzarse por presentar la verdad, la belleza, la grandeza de la familia, asentada sobre el matrimonio entre un hombre y una mujer, fundamentado en el amor verdadero, fiel e indisoluble, abierto a la vida.

CARTA PASTORAL A LA DIÓCESIS DE VALENCIA (I)

 

Domingo 01 de febrero de 2015

  • El camino nos lo traza el mismo Cristo, presente en la Iglesia, actuante en la historia.
  • Él mismo es la meta y el camino, la verdadera fuente y el término de nuestro caminar.

LA DIÓCESIS ANTE LA JORNADA DEL INMIGRANTE

 

Domingo  25 de Enero 2015

  • Acoger al emigrante, amar a la persona del emigrante, quererlo de verdad y con obras, servirle, exige también ofrecerle, presentarle, anunciarle el Evangelio.
  • Es justo y necesario empeñarse en una nueva evangelización y una catequesis puesta al día, que tienda a reforzar la fe de los emigrantes en los sectores que son más vulnerables ante el proselitismo.

QUE TODOS SEAN UNO

 

Domingo 18 de enero de 2015

  • La llamada a la unidad de los cristianos, que el Concilio Ecuménico Vaticano II renovó con tan vehemente anhelo, resuena con fuerza cada vez mayor en el corazón de los creyentes.
  • La vocación de la Iglesia es la unidad.
  • La Iglesia se siente llamada a abordar con particular empeño la tarea de la unión de los cristianos.
  • Estos son los grandes riesgos para el hombre de hoy que solamente podrán ser superados desde el cumplimiento de la voluntad del Señor: "Que todos sean uno...


AÑO NUEVO, HORA DE DIOS, TIEMPO DE ORACIÓN

 

Domingo 11 de enero de 2015

  • Todos necesitamos volver al Señor, encontrarnos con Él, escucharle, tratar con Él, conocerle más y mejor, vivir la experiencia de su amor y de su cercanía, gozar de su gracia.
  • El olvido de la oración es olvido de Dios; y el olvido de Dios es olvido del hombre.
  • Por esto, en este todavía comienzo del año 2015, quinto centenario del nacimiento de Santa Teresa, la gran Maestra de la oración, testigo de que "sólo Dios basta".

AÑO DE LA VIDA CONSAGRADA

 

Domingo 07 de diciembre de 2014

 

  • Nuestra sociedad tiene necesidad de hombres y mujeres que, en una vida consagrada, den testimonio de Dios vivo.
  • Necesitamos conocer más y mejor la vida consagrada, quererla y valorarla muchos más, ayudarla y apoyarla.
  • Como lo pidió en el Concilio Vaticano II, como lo ha pedido a través de los Papas últimos –san Juan Pablo II, Benedicto XVI, Francisco–, que éste sea un Año de renovación, de purificación, de revitalización, de florecimiento y de frutos abundantes de la vida consagrada en conformidad con lo que la Iglesia espera y necesita según el querer de Dios.
  • No olviden, no olvidemos ninguno, que con el Adviento se renueva la llamada insistente a la esperanza.

RENOVAR LA CONFESIÓN DE FE EN CRISTO, REY Y SEÑOR

 

Domingo 30 de noviembre de 2014

 

  • Se quiere imponer una nueva cultura, un proyecto de humanidad que comporta una visión antropológica radical.
  • Nuestra sociedad está enferma, muy enferma y no podemos ocultarlo: ahí tenemos el crimen abominable del aborto; el aborto otros atentados contra la vida: eutanasia, experimentación con embriones, utilización de los mismos para intereses particulares.
  • Estamos padeciendo una verdadera enfermedad en nuestra sociedad por el debilitamiento, cuando no destrucción, de la familia que, junto con la Iglesia, son consideradas por algunos y por ciertos grupos como "obstáculos.
  • Es la hora de la caridad que nos impulsa, renovados por la confesión de fe.


FIESTA DE CRISTO REY

 

Domingo 23 de noviembre de 2014

 

  • Jesucristo es rey Señor, muestra su realeza y hace presente en medio de nosotros su reino –Reino de la verdad y de la gracia, Reino de la paz.
  • El amor de Dios, su Reino, ha encontrado su expresión más profunda en la entrega que Cristo hizo de su vida por nosotros en la Cruz, en ese amor con que ahí nos ama sin límites.
  • La proclamación de Jesucristo Rey, el ¡Viva Cristo Rey!
  • Esta fiesta debe ayudarnos a recordar y vivir incesantemente que Él ha cargado voluntariamente con el sufrimiento de los hombres, por los hombres, y se ha identificado con los que sufren.
  • Quien acepta el amor de Dios interiormente queda plasmado por él. El amor de Dios experimentado es vivido por el hombre como una "llamada" a la que tiene que responder.
  • Mediante esta opción, se testimonia el estilo de amor de Dios, su providencia, su misericordia y, de alguna manera, se siembran todavía en la historia aquellas semillas del Reino de Dios que Jesús mismo dejó en su vida terrena, atendiendo a cuantos recurrían a Él para toda clase de necesidades espirituales y materiales". Este Evangelio es una página de Cristología (S. Juan Pablo II).


DÍA DE LA IGLESIA DIOCESANA

 

Domingo 16 de noviembre de 2014

 

  • Los cristianos no formamos parte de la Iglesia universal al margen de la Iglesia particular. La Iglesia universal se realiza, de hecho, en todas y cada una de las Iglesias particulares que viven en la comunidad apostólica y católica.
  • Esto nos conducirá a un renovado vigor, y hará renacer en nosotros el gozo y la esperanza para proclamar la Buena Noticia de Jesucristo en todo lo que somos, creemos, celebramos, hacemos y decimos.

SE NECESITAN LAS "MISIONES" Y LOS MISIONEROS 

 

Domingo 26 de Octubre 2014

  • Domund, Ocasión privilegiada para recordar la permanente validez y la urgencia del mandato misionero, que constituye la Iglesia: Ella existe para llevar el Evangelio, la alegría inmensa del Evangelio a todos los rincones de la tierra.

 

  • La ayuda que se nos pide, en medio de tantas cosas que necesita, tiene un nombre: la caridad en la verdad, real y sin condiciones, el amor verdadero y real, la pasión por el hombre que sana, libera, alienta, da luz, esperanza, y otorga y devuelve dignidad y grandeza a todo hombre.

CARTA DEL CARDENAL CAÑIZARES A LA ARCHIDIÓCESIS DE VALENCIA: Carta

EXPLICACIÓN DEL ESCUDO EPISCOPAL
Explicación del Escudo.pdf
Documento Adobe Acrobat [141.3 KB]